Bienvenidos a Compusof España.
País:

La AAPP se enfrenta a su transformación digital

El sector público admite retraso en su evolución TIC

Importantes retos todavía quedan por superar en la Administración Pública, ya que, a pesar de los esfuerzos por mejorar los servicios a los ciudadanos, todavía queda mucho por hacer en materia tecnológica. Y es que los Gobiernos deberían apostar más que nunca por las TIC; ser más conscientes no solo del valor que aportan, sino también de las ventajas que conlleva la transformación digital.

Así lo consideran los principales responsables TI de la AGE, a quienes Computing ha reunido para conocer la situación actual de España en cuanto a la eficacia y eficiencia del sector público. Para abrir el debate, Moisés Camarero, director general de Compusof, compañía que ha querido escuchar de primera mano las necesidades y retos de la Administración, señaló que “se pide una mayor transparencia y disponibilidad de servicios, y al mismo tiempo habilitar un medio de relación digital con ciudadanos y empresas. Por eso queremos conocer de qué manera se están aplicando las tecnologías existentes para conseguir dichos objetivos”. Igualmente, Camarero recordó a los asistentes los seis puntos incluidos en la Agenda Digital, que comprenden entre otros aspectos, despliegue de redes y servicios, desarrollo de la economía digital para la competitividad e internacionalización, mejorar la Administración y adoptar soluciones digitales para servicios públicos, mejorar confianza en el ámbito digital, e impulsar la I+D+i y formación de profesionales TIC. Por último, el director general de Compusof hizo referencia a algunos proyectos que mantienen con el sector público, como por ejemplo los de Historia Clínica Electrónica o iniciativas en el entorno educativo para el impulso de la digitalización de los colegios. Por su parte, Lucía Escapa, CIO del Ministerio de Presidencia, considera que la transformación digital no debe ser un proyecto exclusivamente TIC, sino organizativo, que debe liderar la Administración. Bajo su punto de vista, “una ley ambiciosa como la de Procedimiento Administrativo no pude llevarse a cabo sin antes haber evaluado los procedimientos internos y externos de la Administración Pública, porque no puede ser un proyecto de los departamentos de Sistemas” de manera unilateral. Por otro lado, Lucía Escapa aprovechó la reunión para mostrar su convencimiento sobre la necesidad imperiosa de que los funcionarios que ingresen tengan mayores conocimientos científicos y tecnológicos, ya que “si a los técnicos se nos exige un conocimiento legal, no se entiende que los otros cuerpos no tengan conocimientos básicos sobre las TIC, ya que el desconocimiento de los directivos puede derivar en menor interés en la tecnología”. El resto de los asistentes al encuentro se mostraron completamente de acuerdo con la visión de Lucía Escapa, ya que “por supuesto la transformación digital no debe ser una iniciativa tecnológica, sino de toda la organización, porque las TIC son un medio, no un fin, y deben asumirse desde arriba a abajo”, afirma Jesús González Navarro, jefe del Departamento de Sistemas y TI de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Aecid). “En nuestro caso, hemos conseguido poner en marcha un sistema que permitiera gestionar las subvenciones que concedemos, y ha tenido éxito porque el proyecto se lideró desde arriba”. “La gestión por proyectos la tenemos embebida en nuestro ADN, y a un nivel directivo se percibe que en el departamento TIC trabajamos de manera más ordenada, por lo que se valora esa gestión por proyectos que estamos haciendo”, describe José Luis San Martín, vocal asesor SG de Tecnologías de la Información del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. El directivo añade que ya están en camino de la transformación digital. “Sanidad coordina todas las Comunidades Autónomas para ofrecer unos servicios que suponen el 11% del PIB, por lo que llevamos tiempo trabajando en conseguir más capilaridad para intentar acercar los servicios públicos a los ciudadanos. Pero ahora se nos pide conseguir una mayor homogeneidad y calidad, y para eso hace falta mucha cooperación interna entre distintos organismos de la Administración Pública. El siguiente nivel al que aún no llegamos es la proactividad para poder ofrecer unos servicios más personalizados, “con gestión de alertas y eventos, y que la AAPP diga a cada persona lo que necesita, pero todavía falta mucho”, admite. Y añade que “estamos en una fase de interoperabilidad y normalización de la información, con el objetivo de correlacionar los datos”.

Llevamos tiempo escuchando hacer más con menos, y es un concepto que culturalmente hay que cambiar

En el caso del Congreso de los Diputados, “somos conscientes de que debemos transformarnos, pero estamos viviendo un periodo de cambios. Hemos creado un grupo de trabajo partiendo de una foto inicial de nuestros sistemas, basada en la virtualización con la intención de estudiar hacia dónde ir. Somos conscientes de que hay que evolucionar y estamos valorando y estudiando otras experiencias. Nuestro foco ahora mismo está en dar continuidad a la actividad parlamentaria y en acercarla al ciudadano”, comenta por su parte Iñaki López-Pasarín, jefe de Proyecto del área de Sistemas de la entidad. Mientras tanto, en el Ministerio de Industria, Energía y Turismo, Carlos Maza, subdirector general TIC, explica que, lógicamente su cartera es distinta, puesto que desde ahí se gestionan las tecnologías, a través de la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y Sociedad de la Información, y por tanto han definido los pasos de la Agenda Digital. “Uno de nuestros principales objetivos es promover el apoyo a la pyme, ya que el 90% del empleo en España está asociado a la pequeña empresa”. Además, “otra idea de la Agenda Digital que podemos aplicar para nosotros mismos es la necesidad de implantar KPI e indicadores, algo que se está promoviendo mucho desde la empresa privada pero que en el sector público no tenemos. Además, es importante destacar que la Agenda Digital quiera promover la inversión en TIC e infraestructuras, ya que debemos recordar que invertir en TIC es positivo”, añade.

Los responsables TIC esperan tener un mayor apoyo durante la próxima legislatura, así como más plantilla y personal cualificado

“Llevo trabajando en el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas diez años, y he vivido distintos planes: Moderniza, Mejora, Avanza, etc., y pienso que la transformación en el sector público lleva años haciéndose”, señala Jesús Casado, jefe de relaciones institucionales y vocal asesor del organismo. Indica que estos planes han contribuido básicamente al desarrollo de servicios basados en las TIC, aunque para contribuir a la transformación de la Administración deben ser incorporados en otros integrales de las actividades de las AAPP. En lo que respecta a las tecnologías, “tenemos la obligación de cuidar los servicios que prestamos a los ciudadanos, y nuestra meta debe ser siempre la de dar más servicios, más completos y de más calidad”, afirma. “En mi opinión, hemos avanzado bastante”, disiente Carlos Marcos Martín, subdirector adjunto de Declaraciones Fiscales e Informativas, y subdirector general de aplicaciones de la Agencia Tributaria, una entidad caracterizada por su constante innovación. “Nadie concibe una prestación de servicio sin un alto componente TIC. En nuestro caso, aportamos propuestas de transformación en tecnología y negocio, y destacaría algunas iniciativas interesantes como Renta Web, que viene a sustituir el actual programa Padre, o un proyecto de Big Data para el control del fraude. Todos ellos han partido de negocio y no de tecnología”. En definitiva, en la Agencia Tributaria, “nos estamos adaptando y promoviendo fórmulas para que el cliente se relacione con nosotros de otra manera”.

Presupuestos y 2016
Respecto a los presupuestos para 2016, aumentarán ligeramente, aunque nunca a los niveles anteriores dadas las caídas continuas que lleva enganchando el sector público. “Falta promover más las TIC, porque es muy bueno invertir en TIC, y eso hay que trasladarlo”, comenta Carlos Maza. “Una de las consecuencias de la crisis es que se ha ahorrado en las TIC bajando los presupuestos, cuando en realidad se ahorra con las TIC, y ese es el mensaje que hay que dar”, puntualiza Lucía Escapa. “Por supuesto, para ahorrar hay que invertir primero”, opina Jesús González de Aecid, porque “las TIC no son para recaudar más sino para que el país mejore a nivel global”. “Llevamos más tiempo escuchando eso de que hay que hacer más por menos, y eso es algo que culturalmente hay que cambiar”, asegura Francisco Javier Antón, subdirector general TIC del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. Antón menciona además que al haber bastante Shadow IT, “el presupuesto TIC no está controlado sino disperso en las unidades, lo cual complica la distribución del mismo”. Por su parte, Jesús González desde Aecid explica que “llevamos ya tiempo en el que se nos pide más información, más control, más reporting y más transparencia, y eso solo se puede hacer con TIC. Si te recortan una tercera parte del presupuesto, entonces es imposible llevarlo todo a cabo”. “Me preocupa especialmente la reducción presupuestaria porque seguimos dando no los mismos, sino más servicios. Pero eso no es bueno, porque muchos se podrían preguntar qué hacíamos cuando teníamos bastante más presupuesto. Si hemos conseguido mantener y aumentar los servicios es porque hemos mejorado en eficacia y eficiencia. Y también porque las contrataciones se han abaratado, lo cual tampoco es positivo. El voluntarismo va en contra de la profesionalidad”, comenta por su parte José Luis Gil, Jefe de Sistemas, Subdirección General TIC del Ministerio de Economía. El responsable considera que “se plantea un 2016 con mucho trabajo pendiente, y esperamos que las nuevas legislaciones no se deshinchen y tengan el impulso para seguir”. Y Jesús González de Aecid añade: “se abre un mundo de nuevos proyectos por hacer, pero necesitamos más impulso y apoyo por parte de los gestores”. “Me gustaría el año que viene ver una transformación en la que la tecnología sea el centro, y que la próxima legislatura apueste por las TIC, aumentando las plantillas. Hay que facilitar la contratación y poder facilitar la colaboración con las empresas. No se trata de hacer lo mismo más rápido, sino pasar de ofrecer servicios reactivos a proactivos con las TIC”, sentencia Lucía Escapa.

 

Encuentros Administración pública Diciembre 2015 Descargar en pdf

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies Más información